domingo, 8 de diciembre de 2013

Santa Maravillas de Jesus

El próximo miércoles 11 de diciembre, celebramos el día de nuestra patrona, Santa Maravillas de Jesús. Por este motivo desde el lunes 9 de diciembre tendrá lugar el triduo a la Santa en nuestra Parroquia y el domingo día 15 de diciembre la habitual peregrinación al convento de La Aldehuela, en Perales del Río donde se encuentra el sepulcro de Santa Maravillas.
Desde aquí os animamos a participar en los actos.

sábado, 12 de octubre de 2013

INFORMACION IMPORTANTE

Teneis toda la informacion de los grupos existentes en la Parroquia AQUI  visitadlo y cualquier duda que tengais preguntar sobre ella...

sábado, 5 de octubre de 2013

DE REGRESO

Tras el verano y la vuelta al cole, volvemos de nuevo con nuestra hoja parroquial.

Recordaros que ya se ha iniciado el nuevo curso de Catequesis de comunion y Confirmación.

Y desde el Domingo dia 6 dara comienzo las misas para los niños a las 11.30 H.


domingo, 11 de agosto de 2013

domingo, 28 de julio de 2013

HOMILIA MISA DE CLAUSURA DE LA JMJ RIO 2013

Queridos hermanos en el episcopado y en el sacerdocio, Queridos jóvenes “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos”. Con estas palabras, Jesús se dirige a cada uno de ustedes diciendo: “Qué bonito ha sido participar en la Jornada Mundial de la Juventud, vivir la fe junto a jóvenes venidos de los cuatro ángulos de la tierra, pero ahora tú debes ir y transmitir esta experiencia a los demás”. Jesús te llama a ser discípulo en misión. A la luz de la palabra de Dios que hemos escuchado, ¿qué nos dice hoy el Señor? Tres palabras: Vayan, sin miedo, para servir. 1. Vayan. En estos días aquí en Río, han podido experimentar la belleza de encontrar a Jesús y de encontrarlo juntos, han sentido la alegría de la fe. Pero la experiencia de este encuentro no puede quedar encerrada en su vida o en el pequeño grupo de la parroquia, del movimiento o de su comunidad. Sería como quitarle el oxígeno a una llama que arde. La fe es una llama que se hace más viva cuanto más se comparte, se transmite, para que todos conozcan, amen y profesen a Jesucristo, que es el Señor de la vida y de la historia (cf. Rm 10,9). Pero ¡cuidado! Jesús no ha dicho: si quieren, si tienen tiempo, sino: “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos”. Compartir la experiencia de la fe, dar testimonio de la fe, anunciar el evangelio es el mandato que el Señor confía a toda la Iglesia, también a ti; es un mandato que no nace de la voluntad de dominio o de poder, sino de la fuerza del amor, del hecho que Jesús ha venido antes a nosotros y nos ha dado, no algo de sí, sino todo él, ha dado su vida para salvarnos y mostrarnos el amor y la misericordia de Dios. Jesús no nos trata como a esclavos, sino como a hombres libres, amigos, hermanos; y no sólo nos envía, sino que nos acompaña, está siempre a nuestro lado en esta misión de amor. ¿Adónde nos envía Jesús? No hay fronteras, no hay límites: nos envía a todos. El evangelio no es para algunos, sino para todos. No es solo para los que nos parecen más cercanos, más receptivos, más acogedores. Es para todos. No tengan miedo de ir y llevar a Cristo a cualquier ambiente, hasta las periferias existenciales, también a quien parece más lejano, más indiferente. El Señor busca a todos, quiere que todos sientan el calor de su misericordia y de su amor. En particular, quisiera que este mandato de Cristo: “Vayan”, resonara en ustedes jóvenes de la Iglesia en América Latina, comprometidos en la misión continental promovida por los obispos. Brasil, América Latina, el mundo tiene necesidad de Cristo. San Pablo dice: “¡Ay de mí si no anuncio el evangelio!” (1 Co 9,16). Este continente ha recibido el anuncio del evangelio, que ha marcado su camino y ha dado mucho fruto. Ahora este anuncio se os ha confiado también a ustedes, para que resuene con renovada fuerza. La Iglesia necesita de ustedes, del entusiasmo, la creatividad y la alegría que les caracteriza. Un gran apóstol de Brasil, el beato José de Anchieta, se marchó a misionar cuando tenía sólo diecinueve años. ¿Saben cuál es el mejor medio para evangelizar a los jóvenes? Otro joven. Éste es el camino que hay que recorrer. 2. Sin miedo. Puede que alguno piense: “No tengo ninguna preparación especial, ¿cómo puedo ir y anunciar el evangelio?”. Querido amigo, tu miedo no se diferencia mucho del de Jeremías, un joven como ustedes, cuando fue llamado por Dios para ser profeta. Recién hemos escuchado sus palabras: “¡Ay, Señor, Dios mío! Mira que no sé hablar, que solo soy un niño”. También Dios dice a ustedes lo que dijo a Jeremías: “No les tengas miedo, que yo estoy contigo para librarte” (Jr 1,6.8). Él está con nosotros. “No tengan miedo”. Cuando vamos a anunciar a Cristo, es él mismo el que va por delante y nos guía. Al enviar a sus discípulos en misión, ha prometido: “Yo estoy con ustedes todos los días” (Mt 28,20). Y esto es verdad también para nosotros. Jesús no nos deja solos, nunca les deja solos. Les acompaña siempre. Además Jesús no ha dicho: “Ve”, sino “Vayan”: somos enviados juntos. Queridos jóvenes, sientan la compañía de toda la Iglesia, y también la comunión de los santos, en esta misión. Cuando juntos hacemos frente a los desafíos, entonces somos fuertes, descubrimos recursos que pensábamos que no teníamos. Jesús no ha llamado a los apóstoles a vivir aislados, los ha llamado a formar un grupo, una comunidad. Quisiera dirigirme también a ustedes, queridos sacerdotes que concelebran conmigo en esta eucaristía: han venido para acompañar a sus jóvenes, y es bonito compartir esta experiencia de fe. Pero es una etapa en el camino. Sigan acompañándolos con generosidad y alegría, ayúdenlos a comprometerse activamente en la Iglesia; que nunca se sientan solos. 3. La última palabra: para servir. Al comienzo del salmo que hemos proclamado están estas palabras: “Canten al Señor un cántico nuevo” (95,1). ¿Cuál es este cántico nuevo? No son palabras, no es una melodía, sino que es el canto de su vida, es dejar que nuestra vida se identifique con la de Jesús, es tener sus sentimientos, sus pensamientos, sus acciones. Y la vida de Jesús es una vida para los demás. Es una vida de servicio. San Pablo, en la lectura que hemos escuchado hace poco, decía: “Me he hecho esclavo de todos para ganar a los más posibles” (1 Co 9,19). Para anunciar a Jesús, Pablo se ha hecho “esclavo de todos”. Evangelizar es dar testimonio en primera persona del amor de Dios, es superar nuestros egoísmos, es servir inclinándose a lavar los pies de nuestros hermanos como hizo Jesús. Vayan, sin miedo, para servir. Siguiendo estas tres palabras experimentarán que quien evangeliza es evangelizado, quien transmite la alegría de la fe, recibe alegría. Queridos jóvenes, cuando vuelvan a sus casas, no tengan miedo de ser generosos con Cristo, de dar testimonio del evangelio. En la primera lectura, cuando Dios envía al profeta Jeremías, le da el poder para “arrancar y arrasar, para destruir y demoler, para reedificar y plantar” (Jr 1,10). También es así para ustedes. Llevar el evangelio es llevar la fuerza de Dios para arrancar y arrasar el mal y la violencia; para destruir y demoler las barreras del egoísmo, la intolerancia y el odio; para edificar un mundo nuevo. Jesucristo cuenta con ustedes. La Iglesia cuenta con ustedes. El Papa cuenta con ustedes. Que María, Madre de Jesús y Madre nuestra, les acompañe siempre con su ternura: “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos”. Amén - 

DISCURSO VIA CRUCIS JMJ 2013

Queridísimos jóvenes
Hemos venido hoy aquí para acompañar a Jesús a lo largo de su camino de dolor y de amor, el
camino de la Cruz, que es uno de los momentos fuertes de la Jornada Mundial de la Juventud.
Al concluir el Año Santo de la Redención, el beato Juan Pablo II quiso confiarles a ustedes, jóvenes,
la Cruz diciéndoles: “Llévenla por el mundo como signo del amor de Jesús a la humanidad, y
anuncien a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación y redención” (Palabras al
entregar la cruz del Año Santo a los jóvenes, 22 de abril de 1984: Insegnamenti VII,1 (1984), 1105).
Desde entonces, la Cruz ha recorrido todos los continentes y ha atravesado los más variados
mundos de la existencia humana, quedando como impregnada de las situaciones vitales de tantos
jóvenes que la han visto y la han llevado.
Nadie puede tocar la Cruz de Jesússin dejar en ella algo de sí mismo y sin llevar consigo algo de la
cruz de Jesús a la propia vida.
Esta tarde, acompañando al Señor, me gustaría que resonasen en sus corazonestres preguntas: ¿Qué
han dejado ustedes en la Cruz, queridos jóvenes de Brasil, en estos dos años en los que ha recorrido
su inmenso país? Y ¿qué ha dejado la Cruz en cada uno de ustedes? Y, finalmente, ¿qué nos enseña
para nuestra vida esta Cruz?
1. Una antigua tradición de la Iglesia de Roma cuenta que el apóstol Pedro, saliendo de la ciudad
para huir de la persecución de Nerón, vio que Jesús caminaba en dirección contraria y enseguida le
Discurso del Papa en el Vía Crucis | 1
VidaNueva.es/JMJ-Rio-2013preguntó: “Señor, ¿adónde vas?”. La respuesta de Jesús fue: “Voy a Roma para ser crucificado de
nuevo”.
En aquel momento, Pedro comprendió que tenía que seguir al Señor con valentía, hasta el final,
pero entendió sobre todo que nunca estaba solo en el camino; con él estaba siempre aquelJesús que
lo había amado hasta morir en la Cruz.
Miren, Jesús con su Cruz recorre nuestras calles para cargar con nuestros miedos, nuestros
problemas, nuestros sufrimientos, también los más profundos.
Con la Cruz,Jesússe une alsilencio de las víctimas de la violencia, que no pueden ya gritar, sobre
todo los inocentes y los indefensos; con ella, Jesús se une a las familias que se encuentran en
dificultad, que lloran la trágica pérdida de sus hijos, como en el caso de los 242 jóvenes víctimas en
el incendio de la ciudad de Santa María en el incendio de este año recemos por ellos.
O que sufren al verlos víctimas de paraísos artificiales como la droga; con ella,Jesús se une a todas
las personas que sufren hambre en un mundo que cada día tira toneladas de alimentos; con ella,
Jesús se une a quien es perseguido por su religión, por sus ideas, o simplemente por el color de su
piel; en ella, Jesús se une a tantos jóvenes que han perdido su confianza en las instituciones políticas
porque ven el egoísmo y la corrupción, o que han perdido su fe en la Iglesia, e incluso en Dios, por
la incoherencia de los cristianos y de los ministros del Evangelio.
En la Cruz de Cristo está elsufrimiento, el pecado del hombre, también el nuestro, y Él acoge todo
con los brazos abiertos, carga sobre su espalda nuestras cruces y nos dice: ¡Ánimo! No la llevas tú
solo. Yo la llevo contigo y yo he vencido a la muerte y he venido a darte esperanza, a darte vida (cf.
Jn 3,16).
2. Y así podemos responder a la segunda pregunta: ¿Qué ha dejado la Cruz en los que la han visto,
en los que la han tocado? ¿Qué deja en cada uno de nosotros? Deja un bien que nadie más nos
puede dar: la certeza del amor indefectible de Dios por nosotros. Un amor tan grande que entra en
nuestro pecado y lo perdona, entra en nuestro sufrimiento y nos da fuerza para sobrellevarlo, entra
también en la muerte para vencerla y salvarnos.
Discurso del Papa en el Vía Crucis | 2
VidaNueva.es/JMJ-Rio-2013En la Cruz de Cristo está todo el amor de Dios, su inmensa misericordia. Y es un amor del que
podemos fiarnos, en el que podemos creer.
Queridos jóvenes, fiémonos de Jesús, confiemos totalmente en Él (cf. Lumen fidei, 16). porque Él
nunca defrauda a nadie.
Solo en Cristo muerto y resucitado encontramos salvación y redención. Con Él, el mal, el
sufrimiento y la muerte no tienen la última palabra, porque Él nos da esperanza y vida: ha
transformado la Cruz de ser instrumento de odio, de derrota, de muerte, en un signo de amor, de
victoria y de vida.
El primer nombre de Brasil fue precisamente “Terra de Santa Cruz”. La Cruz de Cristo fue plantada
no sólo en la playa hace más de cinco siglos,sino también en la historia, en el corazón y en la vida
del pueblo brasileño, y en muchos otros. A Cristo que sufre lo sentimos cercano, uno de nosotros
que comparte nuestro camino hasta el final. No hay en nuestra vida cruz, pequeña o grande, que el
Señor no comparta con nosotros.
3. Pero la Cruz nos invita también a dejarnos contagiar por este amor, nos enseña así a mirar
siempre al otro con misericordia y amor, sobre todo a quien sufre, a quien tiene necesidad de ayuda,
a quien espera una palabra, un gesto, y a salir de nosotros mismos para ir a su encuentro y tenderles
la mano.
Muchos rostros han acompañado a Jesús en su camino al Calvario: Pilato, el Cireneo, María, las
mujeres… También nosotros podemos ser para los demás como Pilato, que no tiene la valentía de ir
contracorriente para salvar la vida de Jesús y se lava las manos.
Queridos amigos, la Cruz de Cristo nos enseña a ser como el Cireneo, que ayuda a Jesús a llevar
aquel madero pesado, como María y las otras mujeres, que no tienen miedo de acompañar a Jesús
hasta el final, con amor, con ternura. Y tú, ¿como quién eres? ¿Como Pilato, como el Cireneo, como
María?
Jesús te está mirando ahora y te dice ¿Me quieres ayudar a llevar la cruz?
Discurso del Papa en el Vía Crucis | 3
VidaNueva.es/JMJ-Rio-2013Queridos jóvenes, llevemos nuestras alegrías, nuestros sufrimientos, nuestros fracasos a la Cruz de
Cristo; encontraremos un Corazón abierto que nos comprende, nos perdona, nos ama y nos pide
llevar este mismo amor a nuestra vida, amar a cada hermano o hermana nuestra con ese mismo
amor. Que así sea.

texto de la homilia del Papa Francisco en la vigila de la JMJ 2013

Queridos jóvenes
Hemos recordado hace poco la historia de San Francisco de Asís. Ante el crucifijo oye la voz de Jesús, que le dice: «Ve, Francisco, y repara mi casa». Y el joven Francisco responde con prontitud y generosidad a esta llamada del Señor: reparar su casa. Pero, ¿qué casa? Poco a poco se da cuenta de que no se trataba de hacer de albañil y reparar un edificio de piedra, sino de dar su contribución a la vida de la Iglesia; se trataba de ponerse al servicio de la Iglesia, amándola y trabajando para que en ella se reflejara cada vez más el rostro de Cristo.
También hoy el Señor sigue necesitando a los jóvenes para su Iglesia. También hoy llama a cada uno de ustedes a seguirlo en su Iglesia y a ser misioneros. ¿Cómo? ¿De qué manera? A partir del nombre del lugar donde nos encontramos, Campus Fidei, Campo de Fe, he pensado en tres imágenes que nos pueden ayudar a entender mejor lo que significa ser un discípulo-misionero: la primera, el campo como lugar donde se siembra; la segunda, el campo como lugar de entrenamiento; y la tercera, el campo como obra en construcción.
1.         El campo como lugar donde se siembra. Todos conocemos la parábola de Jesús que habla de un sembrador que salió a sembrar en un campo; algunas simientes cayeron al borde del camino, entre piedras o en medio de espinas, y no llegaron a desarrollarse; pero otras cayeron en tierra buena y dieron mucho fruto (cf. Mt 13,1-9). Jesús mismo explicó el significado de la parábola: La simiente es la Palabra de Dios sembrada en nuestro corazón (cf. Mt 13,18-23). Queridos jóvenes, eso significa que el verdadero Campus Fidei es el corazón de cada uno de ustedes, es su vida. Y es en la vida de ustedes donde Jesús pide entrar con su palabra, con su presencia. Por favor, dejen que Cristo y su Palabra entren en su vida, que germine y crezca.
Jesús nos dice que las simientes que cayeron al borde del camino, o entre las piedras y en medio de espinas, no dieron fruto. ¿Qué terreno somos o queremos ser? Quizás somos a veces como el camino: escuchamos al Señor, pero no cambia nada en la vida, porque nos dejamos atontar por tantos reclamos superficiales que escuchamos; o como el terreno pedregoso: acogemos a Jesús con entusiasmo, pero somos inconstantes y, ante las dificultades, no tenemos el valor de ir contracorriente; o somos como el terreno espinoso: las cosas, las pasiones negativas sofocan en nosotros las palabras del Señor (cf. Mt 13,18-22). Hoy, sin embargo, estoy seguro de que la simiente cae en buena tierra, que ustedes quieren ser buena tierra, no cristianos a tiempo parcial, no «almidonados», de fachada, sino auténticos. Estoy seguro de que no quieren vivir en la ilusión de una libertad que se deja arrastrar por la moda y las conveniencias del momento. Sé que ustedes apuntan a lo alto, a decisiones definitivas que den pleno sentido a la vida. Jesús es capaz de ofrecer esto. Él es «el camino, la verdad y la vida» (Jn 14,6). Confiemos en él. Dejémonos guiar por él.
2.         El campo como lugar de entrenamiento. Jesús nos pide que le sigamos toda la vida, nos pide que seamos sus discípulos, que «juguemos en su equipo». Creo que a la mayoría de ustedes les gusta el deporte. Y aquí, en Brasil, como en otros países, el fútbol es una pasión nacional. Pues bien, ¿qué hace un jugador cuando se le llama para formar parte de un equipo? Debe entrenarse y entrenarse mucho. Así es en nuestra vida de discípulos del Señor. San Pablo nos dice: «Los atletas se privan de todo, y lo hacen para obtener una corona que se marchita; nosotros, en cambio, por una corona incorruptible» (1 Co 9,25). ¡Jesús nos ofrece algo más grande que la Copa del Mundo! Nos ofrece la posibilidad de una vida fecunda y feliz, y también un futuro con él que no tendrá fin, la vida eterna. Pero nos pide que entrenemos para «estar en forma», para afrontar sin miedo todas las situaciones de la vida, dando testimonio de nuestra fe. ¿Cómo? A través del diálogo con él: la oración, que es el coloquio cotidiano con Dios, que siempre nos escucha. A través de los sacramentos, que hacen crecer en nosotros su presencia y nos configuran con Cristo. A través del amor fraterno, del saber escuchar, comprender, perdonar, acoger, ayudar a los otros, a todos, sin excluir y sin marginar. Queridos jóvenes, ¡sean auténticos «atletas de Cristo»!
3.         El campo como obra en construcción. Cuando nuestro corazón es una tierra buena que recibe la Palabra de Dios, cuando «se suda la camiseta», tratando de vivir como cristianos, experimentamos algo grande: nunca estamos solos, formamos parte de una familia de hermanos que recorren el mismo camino: somos parte de la Iglesia; más aún, nos convertimos en constructores de la Iglesia y protagonistas de la historia. San Pedro nos dice que somos piedras vivas que forman una casa espiritual (cf. 1 P 2,5). Y mirando este palco, vemos que tiene la forma de una iglesia construida con piedras, con ladrillos. En la Iglesia de Jesús, las piedras vivas somos nosotros, y Jesús nos pide que edifiquemos su Iglesia; y no como una pequeña capilla donde sólo cabe un grupito de personas. Nos pide que su Iglesia sea tan grande que pueda alojar a toda la humanidad, que sea la casa de todos. Jesús me dice a mí, a ti, a cada uno: «Vayan, y hagan discípulos a todas las naciones». Esta tarde, respondámosle: Sí, también yo quiero ser una piedra viva; juntos queremos construir la Iglesia de Jesús. Digamos juntos: Quiero ir y ser constructor de la Iglesia de Cristo.
Su joven corazón alberga el deseo de construir un mundo mejor. He seguido atentamente las noticias sobre tantos jóvenes que, en muchas partes del mundo y también aquí en Brasil), han salido por las calles para expresar el deseo de una civilización más justa y fraterna. Son jóvenes que quieren ser protagonistas del cambio. Los aliento a que, de forma ordenada, pacífica y responsable, motivados por los valores del evangelio, sigan superando la apatía y ofreciendo una respuesta cristiana a las inquietudes sociales y políticas presentes en sus países. Sin embargo, queda la pregunta: ¿Por dónde empezar? Cuando preguntaron a la Madre Teresa qué era lo que debía cambiar en la Iglesia, respondió: Tú y yo.
Queridos amigos, no se olviden: ustedes son el campo de la fe. Ustedes son los atletas de Cristo. Ustedes son los constructores de una Iglesia más hermosa y de un mundo mejor. Levantemos nuestros ojos hacia la Virgen. Ella nos ayuda a seguir a Jesús, nos da ejemplo con su «sí» a Dios: «Aquí está la esclava del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho» (Lc 1,38). Se lo digamos también nosotros a Dios, junto con María: Hágase en mí según tu palabra. Que así sea.

domingo, 21 de julio de 2013

JMJ

Del 23 al 28 de Julio

200 jóvenes de la Diócesis de Getafe, ya están en Río de Janeiro para  celebrar el encuentro mundial de los jóvenes con el Papa.

Queremos desearos unos días maravillosos y evangelizadores."Id y haced discípulos a todos los pueblos"  Mt. 28,19

Rezamos por ellos.

Podeis seguir todo lo relacionado con la JMJ2013 pinchado AQUI

sábado, 6 de julio de 2013

Hoja Parroquial

Durante los meses de Julio y Agosto no habrá publicación de la hoja parroquial, pero en Septiembre estamos de nuevo aqui.

Pero seguimos aqui, no os vayais, podeis conectaros para ver las novedades, pinchar en los enlaces que teneis al lado que seguro os gustaran.

Desde aqui, Feliz Verano a todos

jueves, 20 de junio de 2013

martes, 18 de junio de 2013

La catedral motera

Si, habéis leído bien, no os lleve a engaño el titulo. Como ya os anunciamos en la hoja parroquial del pasado domingo, se va a celebrar una concentración motera en Pelayos de la Presa, el próximo día 29 de Junio.

Si queréis mas información del evento pinchar Aqui

No os olvidéis de los conciertos de música religiosa de nuestra Diócesis, Aqui

y la exposición de fotografías en el Hospitalillo de San Jose, organizada por el Párroco de Santa Teresa

viernes, 31 de mayo de 2013

Horario de Verano

Desde el 1 de Junio y hasta el 21 de Septiembre, el horario de la misa de tarde sera a las 20.00 horas

El despacho, los lunes a los 20.30 h.

sábado, 27 de abril de 2013

Fin de la Visita Pastoral

La Visita Pastoral de los Obispos de la Diócesis de Getafe, D. Joaquin Mª López De Andujar y Cánovas del Castillo y su Obispo Auxiliar, D. Jose Rico Pavés  llega a su fin, con tal motivo os exponemos los actos que tenemos organizados, no falteis, seguro que os gustará.



Hoy domingo día 28 de abril del año 2.013 concluye la visita pastoral.
En el décimo aniversario de la consagración del templo parroquial, 
dedicado a Santa Maravillas de Jesús, reciben el sacramento de la 
confirmación nueve bautizados y es la fiesta en honor de la Virgen del 
Rocío, organizada por la hermandad del Rocío Madrid-Sur, que forma 
parte de nuestra comunidad parroquial: 
10,30 -Misa en honor de la Virgen del Rocío, presidida por nuestro 
Obispo auxiliar Don José Rico. Inmediatamente después la Procesión 
por las calles de nuestro barrio.
12,30 –Misa y confirmación
Exposición de fotografías, que recoge la historia de nuestra parroquia 
en estos diez años. En estas fotos nos podemos reconocer, aunque un 
poco más jóvenes y recordar momentos inolvidables, y a personas tan 
queridas como a nuestro anterior párroco Don Carlos. Os animo a 
visitarlas, han sido organizadas por los jóvenes y con la ayuda de la 
gente que ha donado las fotografias de la historia de nuestra parroquia.
Acabaremos con un ágape o refresco en el parque de enfrente, al 
otro lado de la calle, que nos han preparado la hermandad del Rocío 
Madrid-Sur.
Muchas gracias a todos por la participación en la visita pastoral y la 
organización del último día. Que todo sea para mayor gloria de Dios y 
el bien de la parroquia.



sábado, 30 de marzo de 2013

VIA CRUCIS 2013


Textos del Vía Crucis del Coliseo Romano presidido por el Papa: Textos del Vía Crucis del Coliseo Romano. http://t.co/KenyzKvRyH
Fuente_ Revista Ecclesia

domingo, 17 de marzo de 2013

5ª SEMANA DE CUARESMA



QUINTA SEMANA DE CUARESMA



Estamos al final de la cuaresma y tenemos delante de nosotros una escena


inigualable. Jesús escribe en la arena del suelo mientras escucha acusaciones, insultos y


amenazas.. No hace gran cosa, no discute, no juzga ni a los acusadores ni a la mujer, no


señala a nadie, sencillamente escribe en la arena del suelo. El Evangelio deja la escena


abierta y se me antoja que la mujer se levanta en un gesto de dignidad recuperada, con


el miedo a ser mirada por todos disipado, con la cabeza erguida y el corazón ensanchado


por las palabras escuchadas: “tampoco yo te condeno”. La cuaresma nos invita a hacer


este ejercicio de libertad personal y común que nos hace crecer como individuos y como


iglesia: “tampoco yo te condeno

21.- Tus dibujos en el suelo
Tus dibujos en el suelo
han tenido un efecto sorprendente:
el círculo moralista y acusador se ha roto
y, a solas contigo, por primera vez,
me he sentido libre.

Tus dibujos en el suelo
han sido el primer espejo no engañoso
que me ha hecho ver mi rostro triste,
mi ser pobre y vacilante,
mis miedos de siempre.

Tus dibujos en el suelo
han creado un silencio penetrante,
pues han puesto al descubierto
la trágica parodia que vivimos
cuando nos creemos diferentes.

Tus dibujos en el suelo
me han devuelto la dignidad perdida,
cuando tu dedo suave y firme,
con el polvo de siempre y mis lágrimas perdidas,
ha plasmado mi nuevo rostro sonriente.
Después te has incorporado,
serenamente has mirado mis ojos,
me has besado como nadie
y has dicho al aire: Vete y vive; ya sabes.
Y yo no me he atrevido a abrazarte.

Pero llevo tus dibujos del suelo
tatuados en mi piel para siempre.





22.- Hay cruces que te «atrapan»…


te atrapa la droga,


te atrapa el placer,


te atrapa la pasión,


te atrapa el dinero,


te atrapa el juego,


te atrapa el falso amor,


te atrapa la envidia,


le atrapa el poder,


te atrapa la fama


te atrapan...


Huyo de este tipo de cruces.


Oración


Cuando miro a,Jesús, en la cruz, siento que es un gesto


¡tan humano por parte de ambos en un


trance tan complicado!


...Gracias, Jesús por este gesto tan


humano, tan carnal, tan fraterno… Señor, en


este camino de seguirte sé que hay muchas


ocasiones que tampoco yo tendré dónde


reclinar la cabeza, pero sé también, Jesús,


que podré ir a los brazos de nuestro Padre y


allí depositar mis pensamientos y pensarlos


de nuevo sin máscaras, sin justificaciones,


sin prisas y sin temores… Sólo así voy


haciendo camino en este seguimiento que


me has dado, sin detenerme demasiado,


porque mi meta, mi morada definitiva está


al final de la ruta… Tú, Padre, eres mi rumbo


mejor; tú, Jesús, eres mi señal mejor; tú,


Espíritu Santo, eres mi fuerza mejor para


seguir adelante, desde el bautismo… Amén














23.- Oración


Señor, ayúdame a discernir lo que quieres para mi,


a acoger el proyecto de vida que me tienes preparado:


Que no necesite evadirme de la realidad


con dosis equívocas de euforia,


que sólo me llevan a caer en la más profunda depresión...


Que no me ciegue con falsas pasiones,


que sé que sólo me permiten disfrutar un instante


y se esfuman sin darme más que un placer momentáneo...


Que no me haga esclavo de creer que el dinero es lo más importante,


el dueño absoluto de la vida y la felicidad del hombre...


Que no caiga en el error de intentar manejar la vida de la gente,


como si de un juego se tratara


o de vivir como si mi propia vida fuera un simple juego de niños...


Que no me obceque en buscar el Amor fuera de ti,


ya que por mucho que lo intente, sólo en ti está el Amor verdadero...


Que no busque compararme con los demás,


sino que busque mi propia identidad


y sepa conformarme y ser feliz con ella...


Señor, dame la fuerza necesaria


para huir de estas cruces


y haz que sepa ACOGER tu plan para mi. Amén
2 abril 3 abril



24. En tus brazos, Señor


Sé que muchas veces estrecho mis brazos


a alguien sin demasiadas ganas.


Sé que muchas veces tenso mis brazos


y no acojo a quien mandas en tu nombre.


Sé que muchas veces prefiero abrazarme a mí mismo


y satisfacer mis necesidades no auténticas.


En mi corazón siento que así no te encuentro.


En mi corazón siento que así no te muestro.


En mi corazón siento que así yo te condeno.


En mi corazón siento que así yo me peco.


Desde lo más profundo, quiero abrir los ojos.


Desde lo más profundo, quiero abrir mis manos.


Desde lo más profundo, quiero abrir mi mente.


Desde lo más profundo, quiero abrir mi corazón


y acogerte a ti, mi Dios.


En tus brazos, Señor, acógeme y enséñame.


En tus brazos, Señor, acógeme y limpia mi culpa.


En tus brazos, Señor, acógeme y


dame un corazón misericordioso.


Dame tus brazos, Señor,


y ayúdame a levantarme.














25.- Junto a la Cruz con María






Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María la mujer


de Cleofás, y María Magdalena. Jesús, al ver a su madre y, junto a ella, al discípulo que él


tanto quería, dijo a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Después dijo al discípulo: “Ahí


tienes a tu madre”. Y desde aquel momento, el discípulo la acogió como suya (Cfr. Jn 19,


25–27).






Dame, Señor,


la alegría de descubrir a tu madre


y tomarla como mía.


Dame, Señor,


la alegría de estar a la espera de tu palabra.


como lo estuvo ella.


Dame, Señor,


la finura de acoger y hacer vida tu palabra


como tu madre la acogió y vivió.


Dame, Señor,


ojos de sorpresa para contemplar


y descubrir tu presencia


en la debilidad de la vida.


Dame, Señor,


fe para conocerte y servirte


en la gente que me rodea.


Dame, Señor,


manos para acogerte y tratarte


en mis amigos y amigas


como María te acogió


y te abrazó a Ti.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Habemus Papan


El Cardenal Jorge Mario Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en Buenos Aires, Argentina. Realizó los estudios de química y después entró en el Seminario Villa de Voto el 11 de marzo de 1958 e ingresó en el noviciado de la compañía de Jesús. Completó los estudios en humanidades en Chile en 1963. De vuelta a Buenos Aires obtuvo la Licenciatura en el Colegio Mayor San José.
FranciscoI
Entre 1964 y 1965 fue profesor de literatura y filosofía en el Colegio de la Inmaculada de Santa Fe y en 1966 enseñó las mismas materias en el Colegio del Salvador de Buenos Aires.
De 1967 a 1970 estudió teología en el mismo Colegio Mayor donde también se licenció. El 13 de diciembre de 1969 fue ordenado sacerdote.
Entre 1970 y 1971 realizó la Tercera Probación en Alcalá de Henares y el 22 de abril de 1973 hizo su profesión perpetua.
Fue maestro de novicios en Villa Barilari, San Miguel, entre 1972 y 1973. También fue profesor en la Facultad de Teología, Consultor de la Provincia y rector del colegio mayor.
El 31 de julio de 1973 fue nombrado Provincial de Argentina, encargo que ejerció durante 6 años.
Entre 1980 y 1986 fue rector del Colegio Máximo y de la Facultad de Filosofía y Teología de la misma Casa de San Miguel, y párroco de la Parroquia del patriarca san José en la diócesis del mismo nombre.
En marzo de 1986 estuvo en Alemania donde concluyó su Tesis Doctoral; entonces sus superiores lo destinaron al Colegio del Salvador, desde donde pasó a la Iglesia de la Compañía en la Ciudad de Córdoba como director espiritual y confesor.
El 20 de mayo de 1992, el beato Juan Pablo II le nombró Obispo Titular de Auca y Auxiliar de Buenos Aires. El 27 de junio del mismo año, recibió en la Catedral de Buenos Aires la ordenación espiscopal. Su lema episcopal es MISERANDO ATQUE ELIGENDO.
El 3 de junio de 1997, fue nombrado Arzobispo coadjutor de Buenos Aires y el 28 de febrero de 1998 Arzobispo titular de la diócesis.
Es autor de varios libros entre ellos Meditaciones para religiosos, 1982, Refflexiones sobre la Vida Apostólica, 1986 y Reflexiones de Esperanza, 1992.
Es el Ordinario para los fieles de rito oriental residentes en Argentina.
Gran Canciller de la Universidad Católica de Argentina.
De noviembre de 2005 a noviembre de 2011 fue Presidente de la Conferencia Episcopal de Argentina.
El beato Juan Pablo II le creó Cardenal en el Consistorio del 21 de febrero de 2001.
Ha sido Miembro de las Congregaciones para el Culto Divino y la Displina de sacramentos, para el Clero, para los Institutos de Vida Consagrada y la Sociedad de Vida Apostólica. Es también miembro del Pontificio Consejo para la familia.
Es miembro de la Pontificia Comisión para América latina.
Por otro lado, en enero de 2006 impartió en Madrid los ejercicios espirituales a los obispos miembros de la Conferencia Episcopal Española.

Primeros momentos del nuevo Papa

PrimeroMomentosPapa
El Cardenal Jorge Mario Bergoglio S.J. es desde el 13 de marzo de 2013 el Santo Padre Franciso I.
 Los 115 cardenales electores reunidos desde el martes 12 de marzo en cónclave han decidido que el cardenal argentino sea el 266º Papa de la Historia de la Iglesia Católica.
En la Plaza de San Pedro la fumata blanca, y el repicar de las campanas, ha anunciado, a las 19,07 horas, que tenemos nuevo Papa. A las 20,15 horas se abría la loggía o balcón central del Aula de las Bendiciones, situada sobre el pórtico de la Basílica de San Pedro y que da a la plaza.
El cardenal francés Jean-Louis Pierre Tauran, como corresponde al Protodiácono, ha anunciado al pueblo romano y al mundo entero el nombre del nuevo Papa según la fórmula, pronunciada en latín, de acuerdo con el Ordo Rituum Conclavis (ritos del cónclave):
Os anuncio un gran gozo, Habemus Papam: el Eminentísimo y Reverendísimo Señor Jorge Mario Bergoglio, Cardenal de la Santa Iglesia Romana, quien se ha dado el nombre de Francisco.
El Santo Padre Francisco I, precedido por la Cruz, se ha asomado al balcón de la Basílica de San Pedro a las  20,22 horas, para saludar e impartir su primera Bendición Apostólica Urbi et Orbi. Antes, una oración por el Papa emérito Benedicto XVI

Primeros momentos del Pontificado

Alrededor de una hora y cinco minutos después han transcurrido desde la elección hasta que se ha abierto el balcón para el anuncio. En este tiempo, el nuevo Pontífice ha vivido sus primeros momentos de Pontificado, según está establecido en el séptimo y último capítulo de la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis (Juan Pablo II, 22 de febrero de 1996), la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio sobre algunas modificaciones a las normas relativas a la elección del Romano Pontífice (Benedicto XVI, 22 de febrero de 2013) y en ritual Ordo Rituum Conclavis.
  • El cardenal Jorge Mario Bergoglio ha alcanzado, al menos, los 77 votos (dos tercios) necesarios para ser elegido Papa. En ese momento, era canónicamente válida la elección del Romano Pontífice.
     
  • Realizada la elección canónicamente, el último de los cardenales diáconos (James Michael Harvey), ha llamado a la Capilla Sixtina al Secretario del Colegio de los Cardenales (Monseñor D. Lorenzo Baldisseri) y al Maestro de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias, (Mons. D. Guido Marini). Ambos han sido testigos, junto con los 114 purpurados, de cómo el nuevo Papa daba el consentimiento para el Pontificado.
     
  • El cardenal Decano de la asamblea, en este caso el cardenal Giovanni Battista Re, pregunta al elegido:
    ¿Aceptas tu elección canónica para Sumo Pontífice?
  • Y, una vez recibido el consentimiento, se le ha preguntado:
    ¿Cómo quieres ser llamado? 
  • El Maestro de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias, actuando como notario y teniendo como testigos a dos ceremonieros que han sido llamados en aquel momento, ha levantado acta de la aceptación del nuevo Pontífice y del nombre que ha tomado.
  • Se ha procedido entonces a quemar las papeletas para la "fumata" blanca. 
  • Acto seguido el nuevo Papa, acompañado del Maestro de Ceremonias Pontificias, se ha vestido la sotana blanca y la estola papal en la llamada "Estancia de la lágrimas".
  • Ya revestido, ha regresado a la Capilla Sixtina y ha ocupado por primera vez la Cátedra. Junto al resto de los cardenales ha escuchado la palabra de Dios y la plegaria:

    Beatísimo Padre, en esta hora solemne en la que por un impenetrable proyecto de la Divina Providencia has sido elegido a la Cátedra de Pedro, antes de elevar, unánimes, nuestras oraciones a Dios y de darle gracias por tu elección junto a la beata siempre Virgen María, Madre de Dios y todos los Santos, conviene recordar las palabras con las que nuestro Señor Jesucristo prometió a Pedro y a sus sucesores el primado del ministerio apostólico y del amor. 
  • El primero de los cardenales diáconos (Jean-Louis Pierre Tauran) ha proclamado un texto del Evangelio. A continuación, el primer cardenal presbítero (Godfried Danneels) ha rezado la oración por el Sumo Pontífice, tras haber invitado a un instante de oración en silencio:

    Oh Dios, que en el proyecto de tu sabiduría has edificado a tu Iglesia sobre la roca de Pedro, cabeza del colegio apostólico, protege y sostén a nuestro Papa N.: tú que lo has elegido como sucesor de Pedro, haz que sea para tu pueblo principio y fundamento visible de la unidad en la fe y de la comunión en la caridad. Por Cristo Nuestro Señor.
  • Los cardenales electores, cumplidas estas formalidades previstas en el Ordo Rituum Conclavis, se han acercado, por orden de precedencia, para expresar un gesto de respeto y obediencia al recién elegido Sumo Pontífice. Al terminar este acto, han dado gracias a Dios en la misma Capilla Sixtina con el solemne canto del himno Te, Deum, laudamus.
     
  • Llegaba el momento de que el primero de los Cardenales Diáconos, el Protodiácono, anunciara la elección y el nombre del nuevo Pontífice.
     
  • Mientras, y como novedad en este cónclave, el Papa ha pasado a la Capilla Paulina para rezar sólo unos momentos ante el Santísimo Sacramento.

Alojamiento del Papa

El Nuevo Pontífice se ha trasladado, como el resto de los cardenales, a la Casa Santa Marta, donde residirá los primeros días de su Pontificado. La habitación 201 es la reservada para el nuevo Papa.


sábado, 9 de marzo de 2013

4º Semana de Cuaresma



CUARTA SEMANA DE CUARESMA

16. Danos otra oportunidad
¡Danos, Señor, otra oportunidad!,
otra posibilidad de convertirnos,
otra ocasión de empezar de nuevo.
Ya sé que hay días en que tienes motivos
para desesperar de nuestra tierra.
Hace ya veinte siglos que tu Palabra se hizo carne:
¡veinte siglos en los que no has dejado de gritamos:
«Convertíos y creed la Buena Noticia»!
Y nosotros seguimos agrediéndonos y haciéndonos sufrir mutuamente,
inventando armas cada vez más perfectas para matarnos unos a otros,
explotando las riquezas de la tierra sin ser capaces de compartirlas,
dejando que millones de seres humanos mueran de hambre,
ignorando la soledad de nuestro vecino...
Más de veinte siglos llevas tú enviando a cada generación
profetas que griten en nuestro desierto:
«¡Dad frutos que den fe de vuestra conversión!».
Y nada parece cambiar bajo el sol...
Sé muy bien, Señor, que tendrías razones de sobra
para impacientarte y montar en cólera...
Pero escucha el clamor de tu Hijo Jesús,
la oración de todos los santos, los de ayer y los de hoy,
que te piden una nueva oportunidad para salvar a nuestra pobre tierra:
¡Padre, tú que eres lento a la cólera y rico en amor,
ten piedad de tu pueblo; sé paciente un año más!
15 marzo 16





17.-Hay cruces como «de temporada»...
cruces de Adviento,
cruces de Cuaresma,
cruces de Semana Santa,
cruces de entierro y funeral,
cruces de ayuno y abstinencia,
cruces de ante-examen,
cruces de Casa de Ejercicios,
cruces de «Campaña en favor de...»,
cruces de...
No me fío mucho de esas cruces.
Oración
Señor, si hay algo que tengo claro en mi vida,
es que quiero seguirte.
Pero he de reconocer
que muchas veces el camino no es fácil:
Necesito que me recuerden varias veces
durante las cuatro semanas de Adviento que estás por llegar...
Necesito que me ayuden a ser consciente
de que seguirte implica pasar cuarenta días de desierto como tú hiciste...
Necesito que me laven los pies, que me preparen un trozo de madera
con el que parezca que estoy abrazando tu cruz,
necesito música y fiesta para sentir la verdadera alegría de tu Resurrección...
Necesito que me inviten “a no cenar” una noche
para concienciarme de que muchos de tus hijos
siguen muriendo de hambre...
Necesito vivir un gran problema
para darme cuenta de que un examen no es el fin del mundo...
Necesito que hagan unas convivencias
para poder hacer un hueco y encontrarme contigo...
Haz, Señor, que todo esto
no se convierta en cruces de desconfianza.
Que sea capaz de esperarte
con mi corazón y mis manos rebosantes de ESPERANZA,
que sea capaz de salir a tu encuentro por mi mismo,
sin que sea necesario que los demás me empujen a ello. Amén



18.- En la espera, Señor
Tantas veces, Señor, te hablo y te digo: “Aquí estoy”.
Tantas veces, Señor, soy el primero en salir al paso
cuando hablan de nosotros, los cristianos;
tantas veces, Señor, intento seguirte desde mis circunstancias…

Pero miro a mi alrededor y veo que algo falla
y pronto me desanimo; tardo poco en vencerme y en cubrir mi rostro;
tardo poco en pensar que no soy capaz de cambiar nada,
y que mi trabajo, mi esfuerzo por mostrarte a los otros, es escaso.

Quiero ser, Señor, como un niño, que mira con ilusión todo lo que le rodea,
que arriesga por aquello en lo que cree,
que camina con confianza si alguien le tiende la mano
y que siempre, siempre, más o menos tiempo, sabe esperar.
Por eso, Señor:
en la espera, conviérteme a la vida;
en la espera, acaba con los límites que me desesperan;
en la espera, ayúdame a desbordar esperanza;
en la espera, Señor, quiero abrazar tu Cruz, esperanza de todos.

19.- Misericordia
La cuaresma nos invita a reflexionar sobre el bien que a todos nos hace en la vida
un gesto de misericordia, misericordia como actores o misericordia contemplada como
espectadores, pero sólo con el tiempo te das cuenta de que son así las cosas… sostener
una mano, escuchar a un amigo o a un enemigo, querer y dejarse querer... En el entierro
de un sacerdote diocesano de Zamora escuché decir a una de sus catequistas: “gracias,
Félix, siempre amigo de tus amigos y de tus enemigos”. Cuánta misericordia contenida
en tan pocas palabras. Pero sólo con el tiempo te das cuenta de que las cosas son así.
La cuaresma nos invita a reflexionar sobre nuestros sentimientos de misericordia tantas
veces ocultada en nombre de la justicia, como si no tuviéramos derecho a sentir. La
cuaresma nos invita a no apresurarla o forzarla, porque no podemos dar nada que no
tengamos primero. Pero sólo con el tiempo te das cuenta de que así son las cosas.

Oración
Hoy, a la puerta del colegio que hay al lado de casa he presenciado un encuentro. He
visto a un niño que se reencontraba con sus padres. Venían de un largo viaje, venían de
adoptar a un hermano para su hijo y al verlos soltó su cartera y se lanzó a su encuentro
sin fijarse en las escaleras, sus padres soltaron sus abrigos e hicieron lo mismo sin
importarles nada… Así de libre quiero ir yo a tu encuentro, Dios mío, en esta cuaresma,
libre y dispuesto para el abrazo de la más grande experiencia de la vida, para el abrazo de
tu misericordia. Se me encoge el corazón sólo de pensarlo y, sencillamente, sólo puedo
decir que eres lo más importante que me ha pasado en la vida. Amén

20.- Un sí como el de María
El sí de María es:
UN SÍ PERMANENTE: pues dijo sí
y nunca se volvió a atrás.
UN SÍ GOZOSO, dicho en positivo,
no contrariado, ni angustiado.
UN SÍ GRATUITO, pues nada pide a cambio.
UN SÍ HUMILDE, no desde la autosuficiencia,
sino desde la pequeñez y la pobreza.
UN SÍ LIBRE, dicho desde la lucidez y el amor,
y no desde el miedo o la imposición.
UN SÍ RESPONSABLE, bien consciente,
bien pensado y decidido,
aceptando las consecuencias.
UN SÍ CONFIADO, porque pone su fuerza en Dios.
UN SÍ CREYENTE, fruto de la fe; un sí al misterio.
UN SÍ ENAMORADO, como el de una novia,
porque Dios es todo su amor.
UN SÍ MATERNAL, con entrañas y anhelo de madre,
abierto a la ternura y la misericordia.
UN SÍ DE PLENITUD, porque no es el sí de una persona
sino el sí de todas las personas:
el sí de todos los pobres de Dios,
los que sólo confían en Él,
los que todo lo esperan de Él;
el sí de todos los creyentes,
el sí de todos los profetas que obedecen
y se entregan y cantan al mundo nuevo,
el sí de todos los mártires
que ponen su vida en Dios hasta el fin.
UN SÍ ENTREGADO, pues pone toda su vida en manos del Padre.
UN SÍ REPARADOR, por todos los “noes” pronunciados,
por todas las rupturas con Dios.
María, ayúdanos a decir sí.

NUEVOS HORARIOS

Nuevos horarios a partir del 1 de octubre de 2017 Pincha  Aquí y  Aqui